fbpx
La Red Coaching
Todo el panorama mundial del Coaching

¿Cómo convertirse en una persona normal?

0 36

Recibe notificaciones en tiempo real de La Red Coaching

Las «personas normales».

Mis clientes constantemente me hablan de ellas, curiosamente, comentan cosas contradictorias. Ellas, esas personas «normales», aparecen por todos lados, tal como fantasmas.

Las personas normales jamás consumen comida chatarra, jamás se preocuparía por dietas y toda esa basura. Una persona normal jamás se cansa de los niños y se dedica a su desarrollo.

Una persona normal adora las fiestas. Una persona normal no gasta su tiempo en bares, solo en sus estudios y deportes. Una persona normal no estaría en contra de un trío sexual. No, una persona normal, al contrario, jamás pensaría en esas cosas. Una persona normal construye una casa aunque tenga que cargar una deuda durante 30 años. Una persona normal si o si cursa una carrera, no importa cual solo importa tener un título. Las personas normales trabajan 8 hs al día.

Especialmente en lo que se refiere a sentimientos, una persona normal siempre es exitosa. Va por la vida con una sonrisa. Siempre tiene pensamiento positivo. No conoce las dudas. En cualquier momento está dispuesto a arriesgarlo todo. Jamás grita, no siente ansiedad, miedo o remordimientos de consciencia. No la molestan sus hijos, no la lastiman las palabras ofensivas, no se preocupa por una discusión con su pareja. No es vulnerable.

Esa mítica persona normal es infalible, perfecta y tiene derecho a hacer lo que le plazca. Tiene derecho a vivir, ¡demonios!

Mientra que a nosotros nos queda todo lo vergonzoso y miserable. Y dan ganas de encogerse, desaparecer, disolverse.

Para convertirse de una persona anormal a una normal, debes hacer solo una cosa. Muy sencilla. Pero complicada.

Debes ampliar los límites de la normalidad e incluirte en ellos.

Algunas personas normales no soportan las fiestas. A algunos les irritan los hijos, algunos se muerden sus uñas. Las personas normales se equivocan. Lloran. No saben manejar la ansiedad.Todos nos volvemos histéricos, nos preocupamos por tonterías, cometemos errores y difícilmente aceptamos sus consecuencias. Y de vez en cuando nos sentimos desgraciados. Y a la vez, todos somos normales.

Las personas normales hacen todo aquello que hacemos nosotros. Porque somos ellas. Casi todas las reglas del mundo moderno no le fueron entregadas a Moisés, sino inventadas por humanos relativamente hace poco. Somos más normales que estas reglas.

Autora:Anastasia Rubtsova

Fuente: http://genial.guru/inspiracion-psicologia/como-convertirse-en-una-persona-normal-121555/

Recibe notificaciones en tiempo real de La Red Coaching

Publicidad