fbpx
La Red Coaching
Todo el panorama mundial del Coaching

Edgar Cherone «La Cuarta Respuesta»

Edgar Cherone
0 69

Recibe notificaciones en tiempo real de La Red Coaching

Rumbo al Encuentro Multicultural que se llevará a cabo en Buenos Aires, Argentina,  los días 8 y 9 de septiembre, donde tendremos la gran posibilidad de descubrir las últimas tendencias mundiales en la profesión del Coaching, entre ellas,  las ventajas de lograr un estado de conciencia plena, como una respuesta alternativa frente a los estímulos a los que día a día nos enfrentamos.

Tuvimos el honor de conversar con Edgar Cherone,  uno de los pioneros del Coaching en Argentina, con más de 20 años de trayectoria y 25 años de entrenamiento en un arte marcial que contiene una profunda transformación espiritual, el  Aikido.

Edgar estará encargado de mostrarnos, en este gran Encuentro Multicultural,  una respuesta diferente ante los conflictos que se presentan en nuestras vidas, una alternativa de acción que habita en todos nosotros y que a través su práctica,  vamos vivir una experiencia inolvidable.

Así comienza esta gran conversación sobre “La Cuarta Respuesta”

Guillermo: sabemos de tu gran trayectoria como Coach y también conocemos tu camino recorrido en el mundo de las Artes Marciales,  ¿”La Cuarta Respuesta” es el resultado de una vida de trasformación entre Coaching y Artes Marciales?

Edgar: vamos a hablar de algo que podemos hacer todos, si bien La Cuarta Respuesta, en parte, es mi realización de más de 25 años de artes marciales, no  implica que hace falta una vida de artista marcial o de haber tenido que transformarse en “un último samurái” para poder dominarla.

Guillermo: en algún momento leí  tu nombre y abajo decía “artista de la paz” ¿qué significa ser un artista de la paz?

Edgar: es muy oportuna tu pregunta, porque  la esencia de La Cuarta Respuesta es unirnos con el conflicto, para eso necesitamos estar muy presentes y para estar muy presentes tenemos q estar en paz, en lo que yo llamo presencia plena, es una condición para poder escuchar de manera generosa y abierta,  para poder relacionarnos física y comunicacionalmente con las personas de una manera  pacífica.

Guillermo: ¿Cuál  sería la definición de la Cuarta Respuesta?

Edgar: debemos primero analizar las tres respuestas que más conocemos frente  a situaciones de conflicto, (aclaramos que un conflicto también  puede significar la llegada de algo bueno, porque la amenaza no siempre es negativa), las conductas habituales frente  a un estímulo que produce un desbalance o quiebre en nuestro fluir de la vida  son:  pelear, huir o paralizarme, estas son las tres reacciones biológicas frente al estrés, por ejemplo ante un trauma, la persona queda congelada por ese estímulo.  En situaciones cotidianas como el trabajo, los desafíos que vamos teniendo pueden producir acciones de  ataque,  defensivas o  de parálisis, esas son las más habituales, ¿entonces cuál es la cuarta?

La cuarta es la respuesta de asociarse con eso que llega,  no atacar, no huir ni paralizarse, es una conducta de la conciencia, es menos biológica,  proviene de un cerebro más avanzado que va más allá de la reacción puramente fisiológica y nos permite  lograr que ocurra algo constructivo  con eso que nos pasa, en paz con lo que la vida nos trae.

Es una respuesta corporal, que se hace mucho más fácil de comprender con ejercicios que provienen del arte marcial japonés, en particular el Aikido. Es una acción no predeterminada por la biología,  a nadie se le ocurre unirse con lo que lo amenaza,  esa respuesta es contra intuitiva, algunos la relacionan con el dialogo profundo, en un marco de seguridad y confianza, cuando me puedo acercar a quien sea, incluso en un ámbito de negociación entre enemigos. Los coaches diremos que la cuarta respuesta es la escucha plena.

Para entender  lo que les digo, durante el taller en el encuentro Multicultural, vamos  a realizar  una experiencia corporal, desde la cual creo que cada uno puede sentirla en lugar de describirla, así resulta más útil.

Guillermo: ¿esta experiencia corporal tiene que ver con movimientos de artes marciales?

Edgar: si, aunque no hace falta ser un artista marcial para acceder a esta experiencia, lo podemos experimentar todos.

Es preciso destacar que esta respuesta la hemos experimentado todos alguna vez…,  a lo largo de nuestras vidas no hemos sobrevivido sólo con las tres respuestas predeterminadas por la biología,  a veces hemos atacado, otras nos paralizamos o nos defendimos, sin embargo,   muchas veces hemos aplicado la cuarta respuesta, incluso sin darnos cuenta.

La práctica corporal  nos va a dar un acceso consciente a eso que hasta ahora,  hicimos sin darnos cuenta. Por lo tanto,   La cuarta Respuesta no es un ejercicio exclusivo para gente que practique artes marciales, o que tengan destrezas físicas, tampoco es un hallazgo completamente nuevo,  al contrario,  es poner en el foco algo que todos tenemos.

Este taller tiene también un trasfondo  sistémico que proviene de mi experiencia en  las  Constelaciones Familiares, el Aikido y el  Coaching Ontológico,  por lo que en esta ocasión es un gran privilegio estar junto a mi gran maestra Elena Espinal.

La Cuarta Respuesta contiene además de lo corporal, un montón de gestos que derivan de la cultura de las artes marciales, uno de ellos es agradecer al que descubrió algo antes que yo,  al que me lo hizo llegar, al que me invitó, es una muestra de respeto, tomando en cuenta que si bien todos los seres humanos somos iguales, no todo es lo mismo, hay un orden y cuando ese orden se rompe el sistema se altera.

Patricio: ¿La Cuarta Respuesta también puede servir para poner límites? ¿Para decir basta a lo que ya no elegimos en nuestra vida?

Claro que sí,  ya que para poner límites una persona puede encontrar  tres respuestas,  chocar, huir  o acurrucarse,  la cuarta respuesta plantea otro movimiento que no tiene ver con esos tres y que vamos a ver en el taller.

Guillermo: ¿La Cuarta Respuesta sirve para superar cualquier situación complicada en la vida de las personas?

Existen situaciones en la vida de las personas que pueden ser abrumadoras, que generan traumas.  No se puede tener  La Cuarta Repuesta justo en el momento de un accidente;    pero si pueden ofrecerla aquellos que asisten a personas que se encuentran en una situación tan difícil.

Guillermo: ¿A quién está dirigido el taller ?

La Cuarta Respuesta es una poderosa herramienta para terapeutas, médicos, mediadores, psicólogos, coaches, docentes, consteladores, etc.  Es una dimensión del comportamiento humano,  ya que quienes asisten a personas, precisamente pueden estar reaccionando en lugar de “respondiendo” (sin darse cuenta)  por el efecto del stress en su tarea.

Este entrenamiento es muy importante para quienes ayudan a personas a lograr lo que necesitan para estar mejor. No significa que no pueda servir a líderes de empresas, padres, o en otras áreas.  Seguramente tendremos en el futuro talleres para diferentes ámbitos de aplicación.

Hace un tiempo vi cómo una señora grande con bastón  cayó en la vereda, entonces me acerqué, la tomé de la mano y antes de ayudarla a levantar, le pregunte: ¿cómo te llamas? y con una gran sonrisa  ella me contestó: María.

-¡María estas bien!, afirmé, porque si  puedes decir tu nombre quiere decir que estás perfecta, le dije a continuación. Entonces despacio se levantó con ayuda y con una sonrisa  me dijo: ¡gracias, que amoroso eres!

La cuarta respuesta es amorosidad frente a la tensión. No asustarte, no rechazarla, no violentarte frente a lo que está pasando, es unirte con el conflicto, conectarte alma con  alma,  antes de usar  cualquier  técnica profesional.

La idea es chequear nuestro nivel de conexión con el otro y no darla por sentada. Si no entrenamos la conexión con el otro desde un nivel corporal, tal vez sólo nos estamos contando el cuento de que estamos conectados.

 Guillermo: ¿En el coaching sería aprender a estar presente?

Edgar: si,  en un arte marcial esto se llama “no mind”, no mente, aquietar los pensamientos y operar desde un lugar de tranquilidad con lo que acontece, en paz con las circunstancias. Así, todo es mucho más fácil tanto para el coach como para el coachee. Este es el justo el lugar donde aplica La Cuarta Respuesta en el Coaching.

La cuarta respuesta no es una mirada a lo que “yo” quiero, es una mirada a lo que tenga que ser. Todos los ejercicios de La Cuarta Respuesta tienen que ver con decir y aceptar lo que la vida trae.

Guillermo: ¿Una vez que alguien se encuentra en tu taller con La cuarta Respuesta, cómo continua su camino? ¿Cómo se entrena esta  distinción?

Edgar: buen punto, en este taller  vamos a analizar las diferentes vías de práctica. Muchas personas  ya tienen incorporadas algunas técnicas como la meditación. Una vez que ya sentiste La Cuarta Respuesta, puedes darte cuenta que hay un común denominador a todas la prácticas,  la presencia plena,  que se puede encontrar en disciplinas como el  Mindfullnees, el Aikido, el Taichi, la música , entre otros.  Cada persona debe encontrar su forma de estar en presencia plena.

Cualquier práctica que te lleva a tu centro, a la quietud y a bajar el fluir permanente de pensamientos, te va a permitir La Cuarta Respuesta.

¡Gracias Edgar! ha sido un honor escucharte y esperamos tener el privilegio de vernos en el encuentro Multicultural de Septiembre.

 

Entrevistadores: de izquierda a derecha los Coaches Patricio Madariaga y Guillermo Ruiz Braga, directores de La Red Coaching. 

Recibe notificaciones en tiempo real de La Red Coaching

Publicidad