fbpx
La Red Coaching
Todo el panorama mundial del Coaching

“El mundo nos necesita”

0 280

Recibe notificaciones en tiempo real de La Red Coaching

La revolución tecnológica que estamos viviendo desde hace años y que promete el protagonismo robótico en áreas que otrora eran de exclusivo trabajo humano, está produciendo no sólo un cambio en la forma de diseñar y producir productos sino sobre todo, en la forma en la que un proveedor y su cliente se relacionan. Relacionarse de un modo diferente implica conversar de manera diferente.

El concepto de “producto de calidad” no es la variable determinante por la que el cliente hoy se incline a decidir; en esta era, la calidad del bien quedó incluída como una característica lógica y que se da por sentada en el momento de la transacción comercial.

Entonces, cuál es hoy el nuevo gold standard para las organizaciones, negocios y microemprendimientos? La construcción de relaciones de confianza con sus clientes.

“La meta es que la solidaridad, el respeto y el amor sean los pilares protectores de la confianza que se construye día a día con las conversaciones y el uso de lenguaje que favorezca el respeto por los demás”

Carlos Raúl Yepes Jiménez.
Presidente Bancolombia

Amor por el otro

Hablar de “amor por el otro” no es descabellado en el mundo de los negocios. Es más bien la garantía de satisfacción para mi producto. El “amor por el otro” me hará estar atenta a las necesidades y preocupaciones del cliente. Buscaré no crear ambigüedades en mi lenguaje, chequear mi escucha y cumplir con las promesas que le realicé (calidad del producto, forma y plazo de entrega, atención post venta, etc). “Amar al otro” me hará abrir una conversación y reacordar cuando no pueda cumplir con un plazo para cuidar la relación de confianza. Sin confianza no hay relación humana posible.

Estados de ánimo en los negocios

Además de la confianza, cuáles serán los estados de ánimo que favorezcan mis resultados en lo laboral? Cuáles los que me lleven a la no conquista de mis proyectos?
Pensemos un poco. Cuál será el grado de colaboración de un empleado resignado que ante un nuevo proyecto piensa “otra vez más de lo mismo, un nuevo proyecto que no llegará a concluirse”? Con qué grado de seguridad podré trabajar con un empleado resentido producto de conversaciones que nunca se llevaron a cabo y que producen molestias que se mantienen en silencio? Quién no ha pasado alguna vez por la experiencia de volver a comprar en un lugar en el que se haya sentido bien atendido?

Los estados de ánimo determinan lo que es posible o no para la organización.

Estados de ánimo como la ambición, la serenidad, la aceptación y la aceptación harán posible el logro de los objetivos mientras que la arrogancia, la desesperación y la desconfianza jugarán en sentido contrario.

Prepararnos para lo que se viene

Hay numerosas formas de prepararnos para la 4ta revolución. Confío en que la capacidad de aprender a aprender, la escucha activa, la generación de relaciones de confianza con su cliente interno y externo, la gestión e intervención de los estados de ánimo de un líder y de su equipo son habilidades blandas esenciales para la era en la que vivimos.

Para ser exitosos en nuestros emprendimientos necesitamos saber hacer en excelencia y saber escuchar qué necesita el cliente de un modo tan entrenado que nos permita ser capaces de describir posibles conflictos antes aún de que el cliente pueda distinguirlos.

Sólo con nuestra mirada y nuestra escucha puesta en el cliente podremos generar ofertas valiosas en lugar de ventas enlatadas. En la venta, miro sólo al producto, en la oferta, estoy atenta principalmente al cliente. Genero una relación de confianza.

Aprender a aprender es imprescindible porque todo cambia radical y rápidamente. Cambian las costumbres, los objetos, la forma de relacionarnos. Generar un entorno seguro dónde cada miembro pueda decir “no sé“ y comprometerse a aprender eficientemente en un plazo determinado es esencial en los negocios. Toda lo que aprendimos por nuestras experiencia de vida, cuenta.

Identificar y gestionar estados de ánimo…. La visión es lo que marca el rumbo. Sólo una visión suficientemente poderosa podrá motorizarnos en tiempos de tormenta. Sólo un líder que crea en la misión e inspire a su equipo podrá llegar a buen puerto.

Hacemos porque sabemos. Qué tan lejos lleguemos dependerá de nuestra sana ambición, de nuestro coraje, de nuestra pasión por brindarle al mundo eso que el mundo necesita… Porque de eso se trata: no es mirar lo que el mundo pueda darme sino definir lo que yo pueda ser capaz de darle al mundo para cubrir una necesidad y hacer la diferencia.

¡El mundo nos necesita!

Angela Kohashi

Columna escrita por COP Angela M. Kohashi para www.laredcoaching.com

80%
Awesome
  • Design

Recibe notificaciones en tiempo real de La Red Coaching

Publicidad