fbpx
La Red Coaching
Todo el panorama mundial del Coaching

Reflexionar para aprender

0 419

Recibe notificaciones en tiempo real de La Red Coaching

EL APRENDIZAJE REQUIERE ACCIÓN y REFLEXIÓN 

Cuando hablo de aprendizaje, no sólo me refiero a un proceso intelectual o académico. Cuando enfrentamos un cambio, el aprendizaje es el medio. Aprendemos a ser padres, a ser pareja, a ser profesionales. Aprendemos a poner límites, a amarnos, a ser más pacientes. ¡La vida es aprendizaje continuo!

Aprender es un proceso que abarca dos momentos diferentes de tiempo: el punto A “donde no sé hacer” y el punto B “donde declaro que sé hacer”. Aprender requiere accionar en forma recurrente, una y otra vez, generando nuevos circuitos neuronales, transformándome en un nuevo observador del que soy -sí, el aprendizaje produce cambios en nuestra materia neuronal.

Sin embargo, la acción sin reflexión es acción sin propósito.

Entre acción y acción, es necesario pararnos a reflexionar. ¿Qué estoy haciendo bien? ¿Cómo lo podría hacer diferente? ¿Hay algo que no estoy viendo? ¿A quién puede pedir ayuda? ¿Cuáles fueron las indicaciones de “mi maestro”? La reflexión arroja una mirada sobre qué estoy haciendo y qué podría hacer para ser exitoso en eso que quiero. Nos permite ratificar o rectificar la práctica recurrente.

¡Soy principiante!

Comúnmente en la reflexión podemos cometer el error de juzgarnos como expertos cuando en este aprendizaje nuevo, estamos siendo principiantes. La mirada empática, tomarnos con liviandad y humor nuestros errores, nos invita a un estado de ánimo lúdico, liviano, que nos invite a seguir participando. Por el contrario, el autojuzgamiento excesivo con estándares muy altos para nuestro ser principiante nos sumergirá en el resentimiento, el desasosiego, la bronca que fácilmente pueden llevarnos a claudicar en el aprender. 

Cuando empieces a aprender a hacer, a ser, recordá un bebé al empezar a gatear: lo miramos con amor, lo ayudamos, lo alentamos, le tenemos toda la paciencia del mundo…. No se nos ocurriría jamás reprenderlo en sus caídas. Una bonita mirada para considerar hacia nosotros mismos.

¡Feliz aprendizaje!

Columna escrita por COP Angela Kohashi

Directora de Contenidos La Red Coaching.com

Recibe notificaciones en tiempo real de La Red Coaching

Publicidad